jueves, 26 de junio de 2014

Una Carta




Mis ojos se llenan de lágrimas en cuanto leo la carta, me siento destruida y a la vez feliz de que ella me halla escrito antes de irse, sonrió mientras lloro, mi madre me observa desde la puerta de la habitación, ella también esta llorando y no la culpo aunque la carta fuera corta era hermosa y decía las palabras necesarias y se sentía el amor en cada letra.

Siento como mi corazón se aprieta y casi puedo sentir los pedazos de esta caer, me siento mal, como sí tubería una fiebre. Mis ojos arden y mi cabeza bombea de una manera que ni yo reconozco respiro y ondo y guardó la carta, limpió mi rostro y sigo caminando.

No me concentre en mi clase de danza estaba muy deprimida como para bailar y gritar de alegría, simplemente no podía.

Al volver a casa no pude comer bien, pues tampoco tenía ganas de ello.

Me dormí pensando como usualmente hacia.



-A-